¿Qué estudiar al terminar la carrera?

En España, la generación nacido en torno al inicio de la democracia ha sido la primera generación que, aún con ciertas dificultades, ha podido disfrutar de una aceptable comodidad. En la época de nuestros padres, muchos eran los que tenían que abandonar sus estudios, y sus sueños, y lanzarse a trabajar, y pocos eran los que podían completar una formación universitaria. En consecuencia, el grado de competitividad laboral para empleos cualificados no era excesivo. Sin embargo, el incremento del nivel de vida desde finales de los años setenta, unido al profundo deseo de nuestros padres de que tuviésemos la educación que ellos no pudieron disfrutar, ha elevado el nivel de estudios.

Ahora, el mercado es global, los sectores de la economía y la empresa se encuentran en constante cambio y, a nivel laboral, los titulados universitarios son muchos. Así, la competitividad se ha elevado hasta altas costas y ya no es suficiente con haber estudiado una carrera en la universidad. La necesidad de destacar entre la competencia cuando se aplica a un puesto de trabajo hace necesario contar un valor añadido que haga al candidato diferenciarse del resto.

Así, el siguiente paso, lógico y más aconsejable, es continuar tu formación especializándote en alguna de las ramas propias de tu especialidad, algo que se logra a través del estudio de un master.

Todas las ramas del conocimiento cuentan con diferentes programas de master entre los que elegir el que mejor se adecue a tu formación y expectativas si bien, a grandes rasgos, podríamos hablar de dos tipos de master. Por un lado, aquellos programas enfocados a la inserción en el mundo laboral, con un carácter mucho más práctico y orientado a casos reales del mundo actual. De otra parte, master orientados a la investigación y la docencia y por tanto, a continuar tu formación con los estudios de Doctorado.

Sean cuales sean tus expectativas, la mejor opción sin duda alguna es completar tu titulación universitaria con un master el cual, además, te abrirá las puertas del mundo laboral gracias a las bolsas de prácticas y empleo con las que cuentan todos los centros formativos, escuelas y universidades.

¡Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • RSS
  • LinkedIn
  • Print

Solicita Informacion o Deja un Comentario