Qué es la metodología Scrum Agile

Hoy en día encontramos toda una serie de teorías para la mejora de la producción y el trabajo en las empresas y las compañías. Según la tipología de cada una, según sus tareas, según los equipos con los que cuentan o el número de trabajadores y tantos otros factores, se opta por unas u otras. Muchas de estas teorías son más generales y pueden ser usadas para más finalidades y compañías. Otras ofrecen todo un catálogo variado para llegar a más personas y clientes. En su conjunto, son lo que llamamos metodologías. Hay muchas, pero no son todas iguales y algunas pueden tener mayores ventajas y beneficios según el tipo de compañía o los objetivos que esta tenga y para los cuales quiera aplicar una metodología u otra. Entre todas las que existen, hoy hablaremos de Scrum Agile y lo que tiene que ofrecer a profesionales y a las empresas.

A continuación, responderemos a la pregunta que planteábamos en el título. Veremos qué es esta metodología, que tiene que ofrecer y qué características la definen. También a qué público va destinada y en qué tipo de proyectos se utiliza o para cuál es más recomendable. Por ello existen diversos Cursos de Scrum Agile.

¿Qué es Scrum Agile?

Como ya hemos visto antes, es una metodología para el desarrollo de proyectos y cierto tipo de trabajos en empresas y grupos corporativos. No necesariamente para todo el conjunto de la compañía, sino para un grupo más reducido de trabajadores que se encargan de una tarea concreta. Esta metodología se centra en el desarrollo ágil del software, es decir, en la creación de aplicaciones y programas informáticos o el desarrollo de sistemas operativos y este tipo de trabajos en empresas. Y lo que hace es ofrecer una forma de trabajar mucho más sencilla liada para un resultado más satisfactorio para todos, de mayor calidad y con un número reducido de errores a la mínima potencia.

Gracias a esta metodología y a su aplicación, el resultado es de mayor calidad. Es una manera muy recomendable y aconsejable, además de demandada por parte de las empresas, de laborar su software y de completar las diferentes tareas de su día a día. Facilita a los equipos de trabajo la información necesaria en todo momento, incluye de forma adaptada los diferentes pasos a tratar, los elementos del desarrollo, las reuniones para la evaluación del contenido del proyecto durante su desarrollo y una revisión final de cara a entregar dicho proyecto al cliente, a la empresa o al siguiente departamento que continuará trabajando con él.

Así, Scrum Agile se ha convertido en una metodología imprescindible para los profesionales que trabajan en el campo del desarrollo de software y que buscan acelerar procesos sin reducir el resultado ni la calidad del mismo.

Características principales de Scrum Agile

Como buena metodología, se encarga de gestionar las expectativas del cliente y ponerlo en contraste con los resultados anticipados de dicho proyecto en el que se está trabajando. Mediante la flexibilización y la adaptación, guía y organiza el trabajo para hacerlo más sencillo y fácil a los miembros de dicho equipo. Gestiona también la productividad, los riesgos, los costes a los que nos enfrentamos tanto para tareas concretas como para el proyecto total, el equipo y los empleados necesarios para dicho trabajo, la ya antes citada calidad y tantos otros detalles a tener en cuenta, como el propio cliente y su relación con la empresa o las reuniones que debamos tener con él.

Por otro lado, una de las características de Scrum es el uso de equipos autodirigidos y automáticamente organizados. Como decimos, facilita mucho este tipo de gestión del trabajo. Y también lleva acabo los elementos devaluación, avance y las diferentes reuniones necesarias diarias para lograr el mejor resultado posible, sin que ello afecte a la organización, al pronóstico, a las fechas deseadas ni a los objetivos, salvo para beneficiar dichos elementos.

Otros aspectos a tener en cuenta y tareas de Scrum

Debemos saber que, de entre todo lo que hace Scrum por nosotros, se puede destacar lo siguiente: En primer lugar, desarrolla de forma total y transversal el proyecto, comenzando por los requisitos para el mismo y el tiempo disponible, buscando la forma de estructurar cada tarea, incluir las reuniones periódicas de evaluación y corrección y salvaguardando posibles fallos en la cadena de trabajo o en el plan que se está siguiendo. Busca dar prioridad y valor a la voz del cliente y a sus deseos para lograr la satisfacción requerida por las empresas más exigentes, y consigue una sincronización total para un desempeño perfecto de cada paso a completar en la organización.

Además, fija tiempos máximos que tendrán los diferentes miembros del equipo para completar los objetivos y cumplir con sus tareas, divide los grupos en equipos más pequeños que pueden ser de entre tres y nueve personas cada uno, para un trabajo personalizado e individual que conecte con el general. Y, como no podría ser de otra manera, gestiona los líderes de los pequeños grupos y la jerarquía para la necesaria autoridad en todo proyecto trabajo corporativo.

Diferentes papeles en la metodología Scrum

En una metodología como esta para desarrollar un software o llevar a cabo un proyecto informático, encontramos una serie de papeles que son cruciales a la hora de hacer posible la labor y gestionar a la perfección todos estos elementos y estas características que veíamos. Por supuesto, cada empresa tiene su modo de funcionamiento aunque utilice una metodología como esta y entendemos que los equipos pueden ser muy variados, pero dentro de Scrum Agile encontramos los siguientes.

Scrum Agile

Para empezar tenemos el Product Owner, que es el que se encarga de darle al equipo y al proyecto cierta perspectiva, de cara a funcionar como un negocio y como una empresa. Busca en todo momento que esa finalidad sea útil y pueda ser un éxito, partiendo de la materia de la satisfacción del cliente y la experiencia de usuario. Luego vemos el rol del ScrumMaster, también conocido como Facilitador, que es el que tiene como tarea borrar cualquier tipo de defecto o problema que vayamos a encontrar y facilitar de esta manera el trabajo a los equipos. Es algo así como quien garantiza la seguridad y despeja el camino para un desarrollo rápido y certero.

Y luego tendríamos el equipo de desarrollo, que se puede dividir en equipos pequeños o en uno que no cuente con exceso de empleados, para una mejor coordinación según los objetivos. Y también tendríamos papeles encargados de ayudar, apoyar y auxiliar a los anteriores. Estos pueden ser los vendedores o los que se encargan de las relaciones públicas, los administradores, los de marketing, etc.

Una metodología recomendable

Por todo lo que hemos comentado, si por la flexibilidad a posibles cambios, la reducción del coste y los riesgos, la predicción perfecta de los tiempos y de las fechas, la mejora en la productividad y en el desarrollo del software, buscando siempre su buena calidad y su resultado óptimo, creemos que es una metodología muy recomendable y que es muy acertado inspirarse en ella de cara a cualquier desarrollo de software. El resto queda en manos de la creatividad, las ideas y el ambiente de trabajo.

¡Compartir es vivir!
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • RSS
  • LinkedIn
  • Print

Solicita Informacion o Deja un Comentario